EL REGADÍO EN MURCIA – Sin Fecha

EL REGADIO EN MURCIA

Al ser Murcia un terreno pantanoso e inundable con aportes circunstanciales del rio Guadalentín (“Oued al Lentín”, o Rio de Fango, por ser más bien un gran arroyo generalmente seco) ya desde tiempos argáricos no se cultivaba en el valle, haciéndolo en la falda de los montes. Fueron los árabes los que fueron ganado terreno al valle creando un sistema de riego y drenaje muy eficaces.

Para ello construyeron presas o azudes, que en la ciudad de Murcia es la de la Contraparada desde la que se derivaba el agua en primer lugar por las 2 Acequias Mayores de: la Alquibla (el Sur) y la Aljufia (el Norte); posteriormente de esas “aguas vivas” se abastecían las Acequias Menores; otro paso era elevar el agua mediante Norias a las tierras que se hallaban por encima de las acequias; y finalmente se completaba el aprovechamiento de las llamadas “aguas muertas” procedentes de drenajes o de escorrentías virtiéndose a otras acequias menores o acequietas denominadas brazales, azarbes, meranchos y landronas.

Como frecuentemente se producían riadas al llover intensamente y confluir las aguas del rio Guadalentín antes de la ciudad con las del Segura, en el siglo XVIII se hizo una derivación de esos caudales a través del denominado Reguerón que llevaba las aguas hasta Beniaján evitando así la acumulación y las continuas inundaciones de la capital, lo que aunado con la construcción de pequeñas presas de control de avenidas para laminar el agua y evitar los arrastres de tierras, piedras y otros sólidos se ha logrado minimizar los daños.

Continue Reading

MURCIANOS CÉLEBRES – Sin Fecha

“MURCIANOS CÉLEBRES”

Edad Media:

Ibn Arabí, místico, filósofo, poeta, viajero y sabio andalusí.
Abu al-Abbas al-Mursí (el murciano), maestro sufí.

Siglos XVI y XVII:

Andrés Hibernón, religioso y beato franciscano.
Diego de Saavedra Fajardo, escritor y diplomático.
Salvador Jacinto Polo de Medina, escritor y poeta barróco del Siglo de Oro.

Siglo XVIII:

Francisco Salzillo, escultor e imaginero.
José Moñino y Redondo, Conde de Floridablanca, estadista con los Reyes Carlos III y Carlos IV.
Roque López, discípulo de Salzillo.

Siglo XIX

Julián Romea, actor teatral romántico.
Manuel Fernández Caballero, compositor y zarzuelista.
Juan de la Cierva y Codorníu, ingeniero, aviador e inventor del Autogiro.

Siglo XX

Ramón Gaya, pintor y escritor.
Pedro Cano, pintor
Francisco Rabal, actor.

Continue Reading

NUESTRO HABLAR – Sin Fecha

El hablar inconfundible del murciano nos proviene de la historia de esta tierra, que durante la Reconquista fue frontera entre los distintos Reinos de Castilla, Valencia y Aragón y los Taifas árabes principalmente el de Granada.

Estas circunstancias tuvieron como consecuencia que Murcia fuera largo tiempo terreno de conquistas, reconquistas, tratados, alianzas, levantamientos, etc. Lo que conllevó a una convivencia estrecha entre diferentes gentes como castellanos, valencianos, aragoneses, árabes, judíos y andalusíes.

De esta amalgama de léxicos, modalidades y acentos de pronunciación de unos y otros, hemos venido arrastrando todo ese único bagaje cultural transmitido oralmente hasta hace pocas décadas, en que Murcia como el resto de España se abrió a otras tierras y poco a poco se ha ido perdiendo ese lenguaje, y que a través de las Peñas Huertanas se intenta conservar a través de los “Bandos de la Huerta”, aunque aún no haya desaparecido del todo ese deje particular típico.

Así se ha llegado a disponer de un modo de expresión que se ha hecho popular, conocido por el “Dialecto Panocho” que dispone de términos lingüisticos como los que voy a describir y su procedencia:
– Del “Romance Andalusí”: No pronunciar la “s” final de los plurales.
– Del “Morisco”: Cuálo, ánde, rauta.
– Del “Aragonés”: Estauta, estógamo, trempano, los diminutivos “ico”, e “ica”, así como la “ch” prepalatál como zapaticho, Juanicho.
– Del “Catalán”: Llanda, bajoca, abruzar.
– Del “Castellano medieval”: Vestío, pare, mare, cantidá.

Con esta disertación quiero indicar el por qué y el como se “escarculla” en Panocho.

Continue Reading

LA MURCIA ANDALUSÍ – Sin Fecha

LA MURCIA ANDALUSÍ

El hallazgo de estos restos de época islámica en pleno centro de Murcia supone todo un hito para la ciudad, ya que revela la existencia de una trama urbana de los siglos XII y XIII en una zona cuya población se creía dispersa, exterior a los muros de la antigua medina murciana. Esta extensa trama conserva su sistema de evacuación de residuos y alzados de muros de baja altura en las distintas edificaciones, lo que permitirá estudiar detalladamente el trazado y la estructura de las calles y viviendas que forman la totalidad del conjunto.

En aquel momento, la ciudad de Murcia se erigía como una medina importante, gracias a la gran muralla de protección que la resguardaba de posibles ataques y riadas, y de la mano del gran monarca Ibn Mardanish, más conocido como el Rey Lobo por las crónicas cristianas de la época. En la persona de este rey se sumaban la capacidad de mando, el poder y la confianza de sus propios soldados, entre los que se contaban algunos mercenarios cristianos. Dando fin a las amenazas procedentes de sus rivales almohades, el rey Ibn Mardanish había hecho que la zona quedase relativamente pacificada, y esto permitió que, durante su reinado (1147-1172), Murcia fuera conocida como una ciudad próspera y poderosa.

La defensa de la urbe se vio reforzada por la construcción de una muralla de gran altura (más de quince metros) que contaba con noventa y dos torres de vigilancia distribuidas por todo su perímetro, y con una antemuralla con saeteras. Ambos muros -muralla y antemuralla- estaban separados por una barbacana para los soldados, y formaban una fortaleza defensiva prácticamente inexpugnable. La muralla se extendía por la actual calle El Cigarral, al este; Cánovas del Castillo y Glorieta de España, al sur; calle Sagasta por el oeste; y por el norte, hacia Santa Teresa y Doctor Fleming. Entre las puertas de entrada distribuidas a lo largo del conjunto amurallado destacaban la Puerta de Orihuela (en funcionamiento hasta el siglo XIX), la Puerta del Toro o la Puerta del Zoco.

Al ser una de las principales medinas de Al-Andalus, Murcia contaba con una extensa red de mezquitas, la principal de las cuales (denominada Aljama o Mayor) era el lugar de culto más importante de la ciudad. La mezquita Mayor sirvió como base para la actual Catedral de Murcia, del mismo modo que algunas de las mezquitas menores fueron reconvertidas en iglesias como San Juan de Dios, La Merced, San Pedro o San Miguel, entre otras.

Continue Reading

CERVANTES Y EL PUERTO DE CARTAGENA

Hoy quiero citar mis recuerdos de dos referencias de D. Miguel de Cervantes dirigidas a Murcia.

La primera es una elegía que figura en una cerámica del Puerto de Cartagena (que me aprendí de leerla una y otra vez en el mismo, donde comencé mi andanza profesional), donde embarcó con destino a la Batalla de Lepanto y que escribió en su obra Viaje al Parnaso, que rezaba así:
“Con esto poco a poco, llegué al Puerto
A quién los de Cartago dieron nombre
Cerrado a todos los vientos y encubierto
A cuyo claro y singular renombre
Se postran cuantos puertos el mar baña
Deslumbra el Sol y ha navegado el hombre”.

La segunda es en una de sus Novelas Ejemplares titulada La Gitanilla, en la que este personaje la ubicaba en Murcia.

Continue Reading

NOMBRES DESAPARECIDOS DE LAS CALLES DE MURCIA

De mi biblioteca familiar (Año 1977)

La pérdida de identidad de las calles de Murcia como en general las de toda España, fruto del mal uso de la política por los políticos, han logrado generar enfrentamientos dialécticos entre los ciudadanos, y sobre todo afear su tradicional y bella denominación que con gran sentido identitario, e incluso hoy histórico de la ciudad que les daba una riqueza afectiva, como podemos apreciar en estos ejemplos:

ACTUAL—————————————ANTIGUA

Acisclo Díaz———————————-Acequia
Albacete—————————————Afligidos
Alejandro Séiquer—————————Zoco
Arzobispo Simón López——————-Bodegones
Calvo Sotelo———————————-Camachos
Federico Balart——————————-Sal
Frutos Baeza———————————Trinquete
General Margallo—————————-Moros
Gómez Cortina——————————-Aguadores
González Cebrián—————————Campaneros
González Conde—————————–Media Luna
Hernández Amores————————-Cruz
Juan de la Cierva—————————-El Rollo
Isabel la Católica—————————-Poco Trigo
Pascual Abellán——————————Montijo
Pintor Sobejano——————————Mulas
Ruipérez—————————————Mesón
San Luis Gonzaga————————–Arbol del Paraíso
Torres——————————————Puerta de la Traición

este listado es fácil deducir la riqueza nominativa de las antiguas denominaciones, y que las actuales referidas a los personajes históricos y las de los ilustres murcianos podrían haberse ubicado en la nuevas calles y avenidas correspondientes al último desarrollo de la ciudad, y el resto deberían desaparecer del callejero.

Continue Reading

EXCOMUNIÓN POR ORINARSE EN LA CATEDRAL – Guía Secreta

DENDE MI CORNIJAL:
Biblioteca familiar (Año 1977)
“Guía Secreta de Murcia, Cartagena y Mar Menor”.

Una lápida en la Puerta del Pozo dice literalmente, en texto casi borrado por los años:

“Está excomulgado de excomunión mayor la persona que echase, mandase o permitiese echar basura o cualquier inmundicia, o se orinase en todo el ámbito de la Santa Iglesia. Pena de cuatro ducados”.

Y es que las originarias piedras areniscas de la Catedral se deshacen por culpa de un fenómeno edafoquímico.

Continue Reading

DÉCIMA A MURCIA DE JORGE GUILLÉN – Guía Secreta

Biblioteca familiar (Año 1977)

“GUÍA SECRETA DE MURCIA, CARTAGENA Y MAR MENOR”, de Ismael Galiana y Adolfo Fernández.

En la Murcia de 1926 el poeta Jorge Guillén veía la ciudad similar a un “caserío”, que le encantaba exclamando ¡¡Hermosa ciudad!!, “ciudad clara de colores calientes, de piedras tostadas, color cacachuete tostado. Y notas deliciosas de luz; las calles estrechas y sin aceras, las “vereditas del cielo”.
Y al año siguiente publicó esta décima:
El caserío se extiende
Con el reloj de la torre
Para que ni el viento enmiende
Ni la luz del viento borre
La claridad del sistema
Que su panorama extrema:
Transeúntes diminutos
Ciñen su azar a la traza
Que con sus rectas enlaza
La calle a los minutos.

Continue Reading

QUEAN PROYECTOS QU´ARREMATAR – 1974

Librería familiar (Año 1974)

Quean proyectos qu´arrematar
pa que nuestra güerta sea
más jrande que Nueva Yol,
el París u la Guinea.

La custión no es mu difícil
porque, según me lo mientan
el Segura es navigable
dende la mesma Glorieta
tirando p´abajo, al mar
pasando por Origüela;
obra de fácil remate
a poco que lo repriesan.

Hay que dalle un rempujón
a lo del rio, que puea
ser puerto e mar mayol
pa que alleguen dind´ajuera
cargáos con pitróleo crúo
los farcos en baldomera;
y garrafas e gutano
que por to el mundo escasean,
porque los moros están
enreaos en la pelea
pa echar a tos los “jodíos”
qu´están en la regaera
llamá “Brazal de Suél”;
y los paises que quieran
siguíl mercándoles crúos,
tien que liarse en la guerra
pa dalles a los “jodíos”
leña por toa la zaguera.

Continue Reading

NOCHEVIEJA EN EL CASINO A PRINCIPIOS DEL PASADO SIGLO

A principios del pasado siglo la fiesta más deslumbrante y atractiva para la aristocracia murciana era la que se celebraba en los salones del Casino de Murcia en la calle de Trapería.

Con un salón Luis XV bellísimamente decorado para la ocasión y con el patio pompeyano convertido en un improvisado salón palaciego con candelabros y decenas de velas, cortinas y tapices, los empleados vestidos de época y el lujo como nota más destacada. A esta fiesta, en lugar tan emblemático, asistían las clases sociales más acomodadas que aprovechaban la noche para presentar a sus hijos en edad ´casadera´, lucir las mejores galas e incluso aprovechar para hacer tratos y negocios. Era, como queda dicho, la del Casino, la fiesta de las fiestas, dándose el caso, también, que mucha gente se agolpaba a sus puertas para ver entrar a aquellas familias con galas deslumbrantes que, más tarde, serían la comidilla de toda la ciudad. Y fue precisamente en ese escenario donde tuvo lugar la anécdota que da pie al título de esta noticia.

Existía la costumbre que, nada más dar las doce campanadas, la orquestina arrancaba la noche con los sones del Himno Nacional momento que se aguardaba con gran silencio y respeto. Era la forma que tenían de ´entrar en el año nuevo´ dedicando sus primeros minutos a España y rindiéndole homenaje. Después ya comenzaban polkas, valses y mazurcas que duraban toda la noche hasta la salida del sol. El año 1931, tras proclamarse la República en el mes de abril, la Nochevieja del Casino se vio igual de concurrida que en años anteriores. Para nada, el radical cambio político de monarquía a república, impidió que faltaran a la cita lo más granado de la sociedad murciana. Esa noche, la orquestina, obedeciendo órdenes de los directivos del Casino y para no herir susceptibilidades cambió la partitura del Himno Nacional por la de un pasodoble. Así nada más acabar las doce campanadas arrancaron con las notas de la alegre partitura, imaginamos que el público también estaba expectante para ver que ocurría ya que el Himno Nacional del periodo monárquico estaba prohibido.

En ese momento una familia, que asistía al cotillón, comenzó una airada protesta por que la orquesta no estaba tocando, como era costumbre, el Himno Nacional español que era, lógicamente, el conocido como Himno de Riego. Se hizo el silencio. Momentos de desconcierto, pero el director de la orquestina atacó la partitura y el Himno de Riego, que era entonces himno nacional de España, comenzó a sonar. Se recrudecieron las protestas. Numerosas personas abandonaron airadas el salón de baile e incluso salieron a protestar a las puertas del Casino en la calle de Trapería. Total, que apenas diez o doce personas se quedaron escuchando respetuosas el himno de la República. Eso sí, pasados aquellos momentos de tensión política, cada cual volvió a su sitio y el baile continuó hasta el amanecer como era costumbre en aquellas veladas de Nochevieja sin que se registrara ningún otro incidente. Como si nada hubiera ocurrido.

Continue Reading