VIRGEN DE LA ARRIXACA Y VIRGEN DE LA FUENSANTA, PATRONAS DE MURCIA

arrixaca

La Virgen de Santa María de la Arrixaca es una bella imagen del siglo XIII, posiblemente la trajo a Murcia Alfonso X el Sabio debido a que la predilección por la misma le llevó a citarla en numerosas ocasiones en sus célebre Cántigas y sobre todo en la número 169.

Su nombre está vinculado al arrabal cristiano del mismo nombre ya que arrixaca en árabe significaba arrabal, el cual se hallaba extramuros de la muralla en el actual entorno de San Esteban que era la denominada Arrixaca Nueva o del Norte.

En sus inicios tenía una Ermita en esa zona siendo posteriormente fue entregada a los Agustinos.

Hasta principios del siglo XVIII fue Patrona de Murcia y su Reino, perdiendo esa consideración en 1746 al entrar en conflicto eclesiástico con la Virgen de la Fuensanta, tras lo cual se quitó de su capilla y estuvo arrumbada en el olvido hasta el año 1885 en el desván de la Iglesia de San Andrés.

Al decidir ese año recuperar su culto se la recogió de su apartado rincón para proceder a la limpieza de su rostro y vestidos cubiertos de polvo y ajados por los años de abandono, con lo que se descubrió bajo los mismos que no se trataba de una imagen vestida sino de una auténtica joya de talla de madera policromada y procediendo a su restauración en el Centro de Restauración de Murcia, tras lo cual fue volvió a ser expuesta en su capilla de San Agustín (hoy San Andrés).

Por último a finales del siglo XX por acuerdo entre el Gobierno Autonómico y el Episcopado se decidió nombrarla Patrona de la Región de Murcia con su antiguo nombre de Santa María de la Arrixaca.

Siendo posteriormente nombrado el rey D. Juan Carlos I el primer Hermano Mayor de la misma.

fuensanta-medio

Se cuenta que el monte de El Hondoyuelo ya era un enclave considerado sagrado por las primeras civilizaciones que poblaban esa zona, pero también dice la leyenda que en el pequeño manantial que aún hoy riega ese paraje se apareció la Virgen haciendo brotar de la roca agua por lo que pasaron a llamarle la “Fuente Santa”, erigiéndose en el siglo XV una pequeña Ermita pasando a llamarla Virgen de la Fuensanta en donde se le rendía culto por los lugariegos, dicha Ermita ha ido sufriendo progresivas reformas hasta convertirla en el actual Santuario.

En 1648 fue llevada por primera vez a la Catedral junto con la Virgen de la Arrixaca, la Virgen de los Remedios, San Roque y San Sebastián, con la finalidad de sacarles en procesión para atraer las lluvias debido a la pertinaz sequía, pero no fue sacada en la procesión.

Desde siempre sólo se sacaba a la Virgen de la Arrixaca que era la Patrona de Murcia y de su Reino; pero en el año 1963 y siguientes sobrevino otra gran sequía (tan habitual aquí) que asoló la Región, tomándose la decisión de sacar en procesión a todas las imágenes de de los Santuarios y Parroquias en demanda de la ayuda divina.

Y en este momento reapareció el conflicto larvado entre el Obispo Medina Chacón y el Cabildo Catedralicio al indicar el primero de acuerdo con los Agustinos el traslado de la Virgen de la Arrixaca a la Catedral a lo que se opuso el Cabildo, cuyos miembros de acuerdo con los Capuchinos decidieron que había que bajar del monte a la Virgen de la Fuensanta a lo que a su vez se opuso el Obispo.

Tras la disputa el Cabildo bajó al Convento de los Capuchinos a la citada Virgen y la condujeron en procesión al día siguiente a la Catedral, por lo que el Obispo excolmugó a varios canónigos creando un gran alboroto entre los feligreses partidarios de uno y del otro, hasta el extremo que tuvo que intervenir el Concejo para calmar los ánimos.

Finalmente se inició la procesión con las dos imágenes y al pasar por San Agustín en signo de paz se introdujo a la Virgen de la Fuensanta en ella y se rezó una Salve en la capilla de la Arrixaca y junto a ésta, obrándose el milagro al ponerse a llover copiosamente e incluso se dice que nevó (pues era el mes de enero) lo que generó un clima de gran excitación en todos los murcianos.

A partir de aquí se empezó a construir un nuevo Santuario para la Virgen de la Fuensanta, a la vez que durante algún tiempo compartieron las dos Vírgenes el cargo como Patrona de Murcia.

En 1702 con otra gran sequía se le hicieron rogativas a la Virgen de la Arrixaca y no llovió, cuando las oraciones pasaron a la Virgen de la Fuensanta volvió a llover.

En 1731 fue la última vez que la Virgen de la Arrixaca fue llevada en procesión a la Catedral para solicitarle la gracia de la lluvia.

Poco tiempo después la Virgen de la Fuensanta fue considerada como la única Patrona de Murcia, tratándose de una talla gótica retocada en el siglo XVIII por el gran imaginero Roque López, añadiéndosele el niño Jesús que inicialmente no tenía talla al parecer de Salzillo.

Anecdótico es el hecho de que durante la Guerra de la Independencia el Brigadier del ejército español D. Pedro González de Llamas Molina en agradecimiento a la sentida ayuda que le había prestado en sus misiones bélicas le cedió su fajín de General, que ostenta desde entonces al ser proclamada en aquel acto Generala de las tropas.

Continue Reading

IGLESIA MUDEJAR DE SANTIAGO

img_20161001_185426

Según narraciones de la época en estos terrenos se establecieron su campamento las tropas de los Caballeros de la Orden de Santiago (de ahí su nombre), que asediaron la ciudad en manos en manos musulmanas y es posible que fueran ellos los que levantaron la primera Iglesia de Santiago Extramuros, que como era preceptivo se edificó a una distancia de las murallas de dos tiros de ballesta (alrededor de 400 metros).

Tiene en su fachada en relieve de piedra a Santiago Matamoros tan ensalzado en aquellas gestas bélicas.

Se apunta también que en sus altares estaría la Patrona de Murcia la Virgen la Virgen de la Arixaca (significando su nombre en árabe Arrabal), ya tanto las referencias históricas del templo como las de Virgen son de la misma época y además que estaba en el arrabal cristiano.

Debió ser el primer templo cristiano de la ciudad que conserva las características propias de los templos mudéjares, construidos de yeso, piedra, ladrillo y madera y de gruesos muros.

La primera referencia escrita que se tiene del mismo está datada en 1794, por un viajero extremeño que de visita a la ciudad citaba que le impresionó la belleza arquitectónica de la misma.

En 1951 se restauró adoptando la forma actual, impulsada por el Coronel de Ingenieros Ernesto Llamas del Toro para facilitar a las familias de los militares que residían en la colindante Fábrica de la Pólvora que pudieran oír misa en ella.

img_20161003_115808

Este estilo de arquitectónico solo existe en España por ser el único país en que convivieron la cultura árabe y la cristiana, producto de cuyo mestizaje se produjo este tipo de construcción de templos.

Que en su interior conserva la estructura típica de una sola nave con cubiertas de madera apoyadas en arcos apuntados sobre pilares cruciformes en la zona del crucero y rectos en el resto.

img_20161003_115829

El retablo del altar mayor aunque de estilo renacentista recuerda al mihrab u oratorio de las mezquitas mostrando a san Juan Bautista, Santa Catalina, Santa Lucía y San Andrés, en otro plano a Jesús con la Familia de Cebedéo y a San Francisco de Asís arrobado a imprimirle Jesús las llagas y en el centro la aparición del cuerpo de Santiago.

Obsérvese a izquierda y derecha de la parte superior del altar la presencia de celosías, a las que se accede por una escalera a la derecha, y que tenían por objeto respetar la costumbre de separar a uno y otro lado a las mujeres de los varones durante los rituales.

img_20161003_115849

Esta cúpula de artesonado morisco y que abarca toda la zona correspondiente al altar mayor recuerda como antes se citaba al mihrab musulmán.

Para concluir conviene recordar que la palabra mudejar viene del árabe “mudayyan” que significaba aquel al que se le permite quedarse, que es lo que realmente sucedió tras la reconquista debido a que se respetó la larga convivencia anterior durante siglos de las tres culturas.

Algunos de estos mudéjares conservaron su culto y otros se convirtieron al cristianismo, pero en todo caso se beneficiaron mutuamente de sus oficios artesanales en los que sobresalieron los árabes dejando plasmado su arte muy elaborado y refinado en las mezquitas y palacios musulmanes.

Continue Reading

IGLESIA DE SAN JUAN BAUTISTA

img_20161007_124504

La primitiva iglesia que fue también la primera construida en los antiguos terrenos del arrabal cristiano y que se hallaba ubicada a extramuros de la medina al ser cedida en 1248 a la Orden de San Juan por el entonces Infante D. Alfonso de Castilla, tal como hizo con la cercana Capilla del Alcazar Nasir tras la reconquista de la ciudad, y fue allí donde acampó el ejercito de Jaime I de Aragón en 1266 al acudir en ayuda de su yerno (casado con su hija Dª Violante) el anteriormente citado Infante tras la sublevación mudejar de 1264

Inicialmente se la denominó Iglesia de San Juan del Real y posteriormente San Juan del Rabal por servir de parroquia al arrabal cristiano, los cuales se fueron trasladando progresivamente al interior de la medina al romperse el Tratado de Alcaraz por el que coexistía la autoridad del reino cristiano y el del rey musulmán Ibn Arabí (el llamado Rey Lobo) tras abortar la citada sublevación, no volviéndose a tener noticias documentales de ella hasta el año 1591 al hallarse una partida de bautismo citándola.

Cambió su nombre por el actual de Iglesia de San Juan Bautista al reconstruirse entre los años 1750 y 1757 gracias a las aportaciones de varios mecenas de la época, entre los que se destacaron el Conde de Floridablanca (Primer Ministro de Carlos III) cuyo padre fue enterrado en la misma y el obispo Manuel Rubin de Celis y a donde más tarde también se trajeron sus restos en la II República al ser trasladados desde Sevilla.

Fue utilizada de cárcel como otras durante la Guerra Civil Española, salvando su patrimonio la Junta de Protección del Patrimonio Artístico creada por el alcalde socialista Fernando Piñuela.

En 1946 se creó en ella la Hermandad de Esclavos de Nuestro Padre Jesús del Rescate y María Santísima de la Esperanza

La fachada posee dos torres gemelas con su característica desornamentación arquitectónica típica del estilo neoclásico.

Hallándose entre lo más destacable de su patrimonio el Altar Mayor cuyo baldaquino de 1789 sostiene una cupulilla que engloba a la imagen de San Juan Bautista de Antono Dupar, rematada por un grupo de ángeles sobre nubes que sustentan la Cruz.

Así mismo contiene el llamado Grupo del Calvario formado por las imágenes del Cristo de la Agonía, la Dolorosa y San Juan obra de Roque López (discípulo predilecto de Francisco Salzillo), la de Santa María de la Cabeza de Juan Porcel, San Isidro Labrador ( haciendo brotar agua de la roca con una vara) que es atribuida a Francisco Salzillo.

Siendo la imagen más venerada la del Cristo del Rescate anónima del siglo XVII, y siendo también muy considerada la de la Virgen de la Esperanza de (mi antiguo vecino) José Sánchez Lozano de 1947.

Iglesia_de_San_Juan_de_Dios

Perspectiva de la Plaza de San Juan

fachada posterior

Facha posterior del templo

Vista del interior

Nave Central con su baldaquino, de Antonio Dupar

s-juan-bautista-igles-san

San Juan Bautista, de Antonio Dupar

Cúpula

Detalle de la cúpula

Besapié Rescate-5

Nuestro Padre Jesús del Rescate, anónimo del siglo XVII

virgen de la espera....

Virgen de la Esperanza, de (mi antiguo vecino) José Sánchez Lozano 1947

cristo de la agonia

Cristo de la Agonía, de Roque López

[Murcia_Roque_Lopez]_Virgen_Dolorosa_de_Roque_Lopez

La Dolorosa, de Roque López

Dolorosa

 Detalle de la Dolorosa, de Roque López

1-santa-maria-de-la-cabeza-

Virgen Santa María de la Cabeza, de Juan Porcel

San isidro Labrador

San Isidro Labrador, atribuido a Francisco Salzillo

exposicion de pasos

Exposición de pasos

800px-Nuestropadrejesusdelrescate

Procesión de la Hermandad de Esclavos de Nuestro Padre Jesús del Rescate

Continue Reading

MUSEO-IGLESIA SAN JUAN DE DIOS

img_20161003_180531

En el lugar que hoy ocupa esta iglesia se hallaba el Alcazar Mayor o Alcazar Nasir así como un pequeño oratorio, baños, un panteón y otros edificios dedicados a la corte de la familia real musulmana, y cuando Jaime I tomó la ciudad de Murcia y su reino en virtud del Tratado de Alcaraz de 1243 pasaron a ser Protectorado castellano pasando su posesión a su yerno el infante y futuro rey de Castilla Alfonso X , el cual  ordenó y trasladar al rey musulmán (que aún mantenía esa autoridad) con  su familia al Alcázar Seguir donde hoy se ubican actualmente el Convento de las Claras, el de Santo Domingo, la Plaza de Romea y zonas aledañas.

Sobre él mismo el citado infante mandó construir el primer templo cristiano sobre el Oratorio del Alcazar haciendo entrega del mismo al Adelantado Mayor del Reino.

Cuando en 1266 Jaime I tuvo que volver a sofocar la rebelión de los mudéjares dió por acabado el Protectorado, con lo que Alfonso X trasladó el Monasterio cisterciense de Santa María la Real de Cartagena al propio Álcazar.

Pero este fué derruido por su sucesor Sancho IV de Castilla perviviendo tan solo la iglesia que pasó a ser regida por los Templarios .

Una vez más tras la disolución de la Orden del Temple en 1314 se hizo cargo de la iglesia y del hospital la Orden de Calatrava, decayendo su importancia como Alcazar por lo que a comienzos del siglo XV el rey Enrique de Castilla ordenó construir una nueva fortaleza de la que solo quedan restos en el Palacio de la Inquisición.

En 1525 los restos mortales de Alfonso X que reposaron durante 241 años en esta iglesia se trasladaron a la Catedral a petición del Concejo y por orden del emperador Carlos V.

Más tarde en 1617 se les encargó a los religiosos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (de ahí su nombre) la dedicación parcial a hospital para atender a los más pobres.

En 1764 se procedió a derribar la iglesia para terminar de construir la actual en 1781 al ser los citados religiosos exclaustrados en 1835, para pasar a ser la capilla del hospital dependiendo de la Junta Municipal de Beneficiencia continuando en 1868 por hacerse cargo del mismo la Diputación Provincial.

Así continuó hasta los años de 1950 en los que al ser la iglesia parcialmente desacralizada el Hospital se trasladó a la barriada de Vistabella, pasando sus instalaciones a ser ocupadas por la actual Consejería de Economía y Hacienda pero conservándose la capilla de la iglesia y dedicando el resto a ser una sede del Museo de Bellas Artes, que acoge una gran colección de la imaginería religiosa de los siglos XV al XX.

La iglesia que es una joya del estilo arquitectónico rococó, tiene una planta elíptica con 8 pilares que la sustentan y en los 6 más próximos al altar mayor se encuentran las esculturas de San Isidoro, San Fulgencio, Santa Florentina, San Leandro, San José y San Bernardo con una cúpula en la que se muestran dsitintos episodios de la vida de San Juan de Dios, y 6 capillas radiales que cobijan seis retablos pictóricos.

En la planta baja se pueden admirar los restos arqueológicos del antiguo Alcazar musulmán y un panel de la muralla de 30 metros que pertenecía a su linea defensiva. También se conservan interesantes restos del Mihrab u Oratorio con su policromía y decoración originales , así como un panteón real o Rawla con 9 tumbas de estructura tumular atribuible a la familia del soberano Ibn Mardanis (1147-1172) conocido como el “Rey Lobo”.

Al fondo de la foto se distingue la puerta trasera del Antiguo Colegio de Teólogos de San Isidoro, actual Instituto del Licenciado Francisco Cascales.

Se pasa ahora a describir el detalle de la puerta principal de la fachada, el interior del templo, las más destacadas imágenes que contiene, los restos arqueológicos de su época árabe aún conservados en el subsuelo, la procesión de la Cofradía del Cristo de la Salud, y el monumento erigido a San Juan de Dios en el último lugar a que fue llevado el hospital que largos años se encontraba en este templo.

puerta principal

Puerta principal

medallon de nuestra señora del buen suceso que fue de la primitiva iglesia

Medallón con Nuestra Señora del Buen Suceso, titular de la primitiva iglesia

4 -Cupula_de_la iglesia San_Juan_de_Dios, con pinturas de la vida de sanjuan de dios

Cúpula, con episodios de la vida de San Juan de Dios

13

Vista de conjunto de la derecha del templo

22 santa mª la real del buen suceso

Altar mayor conteniendo la imagen de la Virgen de la Asunción de María (antes de la Coronación), de autor anónimo del siglo XVI

65 San_Fulgencio

San Fulgencio, Patrono de Murcia

66 Santa_florentina

Santa Florentina

67 San_leandro

San Leandro

68 san isidoro

San Isidoro

santiasimo cristo de la salud

Capilla del Cristo de la Salud

cristo de la salud

Primer plano del Cristo de la Salud

Retablo-S.-Juan-de-Dios.-SAN-JUAN-DE-DIOS-1

Talla de San Juan de Dios, anónima

55 la dormicion

Virgen de la Dormición o del Tránsito, anónima del siglo XVII

MURCIA.IGLESIA MUSEO DE SAN JUAN DE DIOS S.XVIII.CAPILLA DE LA SOLEDAD Y CRISTO YACENTE.LA SOLEDAD ES DE PEDRO DE MENAÇCRISTO ATRIBUIDO A DIEGO DE AYALA

Capilla de Nuestra Señora de la Luz en su Soledad de Pedro de Mena, y del Cristo Yacente del siglo XVIII atribuido a Diego de Ayala

59angustias-de-murcia-fondo

Virgen de las Angustias

56 san-rafael

San Rafael Arcangel, de Salzillo

San_Jose_Salzillo_DSC_9674

San José de Salzillo

69 Juan Porcel-S.Joaquincon la Virgen Niña-Igl S Juan de Dios Murcia

San Joaquín con la Virgen niña, de Juan Porcel

6 MihrabOratorio del Alcazar Nasir de Murcia

Aspecto de los restos del Mihrab u Oratorio del antiguo Álcazar Nasir

Imagen 005

Panteón de la familia del rey Ibn Mardanis y detalle del arco del Mihrab

cofradia del santisimo cristo de la salud

Desfile procesional de la Cofradía del Cristo de la Salud

EN EL NUEVO HOSPITAL REINA SOFIA

Monumento erigido a San Juan de Dios, en el Hospital de Vistabella al que fue trasladado desde su antigua iglesia

Continue Reading

DAMA DE ELCHE FLORAL (Nuevo aspecto)

img_20161015_122136

La antigua escultura completamente floral de la Dama de Elche instalada en la Plaza del Palacio de Congresos fue retirada para su reposición por esta obra del mismo artista Manu Gomaríz, que le aporta más realismo así como que al darle una nueva orientación permite fotografiarla sobre el fondo del Palacio de Congresos en vez del anterior que era el de los edificios próximos, dotándola además de una perfecta visión para los viandantes y vehículos que circulan por la calle lateral, a la vez que le proporciona a los macizos florales una mayor protección de las radiaciones solares.

Continue Reading

CARCEL ECLESIÁSTICA Y ESCUELA DE ARTE DRAMÁTICO Y DANZA

img_20161001_175356

Esta edificación más baja se encuentra intercalada entre el Palacio Episcopal (a la derecha) y el antiguo Seminario Mayor San Fulgencio hoy Escuela de Arte Dramático y Danza.

La cárcel fue construida a la vez que el Palacio Episcopal entre 1748 y 1768, siendo remozada posteriormente dotándola del actual estucado de estilo rococó para uniformar toda la fachada.

Era utilizada por el clero para acogerse al fuero de la jurisdicción eclesiástica que les era más beneficiosa que la secular. En ella cumplían pena los eclesiásticos que habían sido juzgados y condenados por haber cometido graves conductas eclesiales como perjurio, sacrilegio …… y otras civiles como robo, usura, adulterio etc.

El Seminario Mayor San Fulgencio fue fundado en 1592 por el obispo Sancho Dávila Toledo de la Diócesis de Cartagena, obteniendo la licencia papal para desarrollar sus clases de Gramática, Retórica, Teología y Moral en 1614, pasando a ser el segundo centro de Enseñanza Superior de la ciudad tras la fundación en 1555 del jesuítico Colegio de San Esteban. Pero no alcanzó su total desarrollo hasta el apoyo decidido del Cardenal Belluga en 1741 creando una cátedra de Derecho Civil y otra de Derecho Canónico.

En 1970 el inmueble dejó de acoger las aulas del Seminario Mayor de la Diócesis que pasaron al Seminario Menor San José, para pasar a impartirse clases como Conservatorio Superior de Danza y por último ya en 1993 pasó a ser la actual Escuela de Arte Dramático y Danza.

A la izquierda de la foto continua sin discontinuidad el antiguo Colegio de Teólogos de San Isidro (actual Instituto del Licenciado Francisco Cascales) y del Museo-Iglesia de San Juan de Dios.

Continue Reading

PALACIO EPISCOPAL

img_20161006_095442

Al construirse el Imafronte de la Catedral (1738-1754) con motivo de haberse derrumbado la fachada inicial debido a las continuas inundaciones que le venían afectando el entonces obispo Juan Mateo López decidió el derribo del antiguo Palacio que se hallaba justo enfrente del actual, argumentando que quedaría más armónica la contemplación del conjunto Palacio y Catedral permitiendo un mayor disfrute  de su belleza.

De paso se aprovechó la circunstancia para enlazarlo con la nueva Cárcel Eclesiástica, el Seminario Mayor San Fulgencio (hoy Escuela Superior de Arte Dramático y Danza), el Colegio de Teólogos de San Isidro (actual Instituto Licenciado Francisco Cascales) y el Museo-Iglesia San Juan de Dios, todos ellos hacia la izquierda y fuera de la imagen.

Se inició la construcción en 1748 a instancias del citado obispo en el solar del Palacio del Adelantado Mayor del Reino Marqués de los Vélez que había ocupado el Palacio-Alcázar musulmán y se terminó en 1768 por el obispo Diego de Rojas y Contreras, indicando que en primer lugar se construyera el cuerpo dedicado a su residencia y prolongándolo más allá de la fachada posterior con el objeto de disponer unas más amplias vistas hacia el río, los jardines circundantes, el Ayuntamiento y la Plaza del Arenal, con lo que se cerró la Plaza del Arenal quedando tal como hoy está la llamada Glorieta, circunstancia que hizo que los ciudadanos pasaron a llamarlo “El Mirador del Obispo” y más luego “El Martillo” debido a la estructura arquitectónica que presentaba.

Durante la Guerra de la Independencia Española cuando a las tropas napoleónicas del General Soult les sirvió de Cuartel General.

También fue habilitado como residencia de la reina Isabel II en 1862 cuando vino a inaugurar el ferrocarril, así como al rey Alfonso XII en su visita a la ciudad en 1789 con motivo de las trágicas consecuencias que acarreó la histórica riada de Santa Teresa.

El edificio es un magnífico ejemplo de estilo rococó entre italiano y francés, siendo de planta cuadrada, sobrios volúmenes y delicada gracia decorativa en su bella portada, siendo Baltasar Castro quien aportó los escudos frontales curvos y triangulares y los detalles de los frisos. Preside el balcón principal el escudo del citado obispo que lo concluyó Diego de Rojas y Contreras.

Veamos en primer lugar algunas de sus características de la Fachada Principal que da a la Plaza del Cardenal Belluga.

38 palacio y moneo

Vista de la Plaza del Cardenal Belluga, con parte del Palacio Episcopal y el Edificio Moneo

5 detalle fachada

Detalle de la portada principal compuesta de pilastras jónicas flanqueando el arco de entrada, coronada por un gran balcón rematado con el escudo del obispo Diego de Rojas y Contreras que se muestra en detalle a continuación

30 otro escudo

Escudo del citado obispo que acabó de construir el Palacio

22

En esta hermosa vista se pueden ver las dos puertas laterales a la principal, y esta que está flanqueada por dos maceteros da acceso a la preciosa Capilla del Palacio

CAPILLA CIRCULAR

Capilla citada de planta circular con pilastras corintias, claro ejemplo de la transición del barroco

13

  Parte edificada a menor altura que el resto del Palacio, correspondiente a la antigua Cárcel Eclesiástica situada a la izquierda de la Fachada Principal

Ahora contemplemos la parte de Fachada trasera que comunica con la principal a través del Patio.

21 Palacio_episcopal_de_Murcia

Parte trasera del Palacio con la figura del Cardenal Belluga

15

Puerta de acceso al interior con una artística reja de protección y balcón superior encabezado por el escudo del obispo Juan Mateo López, que inició la construcción del Palacio

14

Balconada posterior con el Escudo del obispo Juan Mateo López

7ClaustropalacioepiscopalMurcia

Vista de la salida desde el Patio a la Plaza del Cardenal Belluga

40

Vista de la salida desde el Patio, a través de la Puerta trasera que conduce a la Glorieta

3 Elmartillodelpalacioepiscopal

Formando parte de la fachada trasera del Palacio destaca el llamado “Mirador del obispo” o “Martillo”, coronado por el escudo del obispo Juan Mateo López

29

Escudo del citado obispo

Del interior del Palacio se indican las partes más destacadas del mismo.

PATIO INTERIOR 3

Aspecto de las arcadas del Patio

18 corredor del claustro

Pasillo de las mismas

9

Escalera de Honor

25

Perspectiva de la misma contemplada desde el acceso del patio

10-bis

Puerta en el interior del Patio

El lateral del Palacio orientado a la calle del Arenal conducente a la Glorieta de España.

28

Calle del Arenal

39 el bacon de Isabel-II-Palacio-Episcopal-Murcia2-300x225

Balcón llamado de la Reina Isabel II, que daba a sus aposentos cuando visitó Murcia

12

Escudo del obispo Diego Rojas y Contreras junto al balcón de la Reina Isabel II en la calle Arenal

Y finalmente antiguas en esta primera figura la Plaza del Cardenal Belluga con su jardincillo central, el Palacio Episcopal y el Imafronte de la Catedral y en la segunda interior del Patio del Palacio.

DOCU_VERDAD

35

Continue Reading

PLANO DE SAN FRANCISCO

img_20160930_111520

Este espacio está enmarcado a la izquierda por el río Segura, al fondo por los accesos al Paseo de el Malecón y su jardín y a la derecha por el Mercado de Verónicas, los restos de murallas árabes y el Palacio de El Almudí.

Históricamente se data a los franciscanos a partir de la reconquista de Murcia por el rey Jaime I de Aragón en 1266 que hizo las primeras repoblaciones, pero fue al final de la segunda mitad del siglo XVI cuando incrementaron su presencia distintas órdenes religiosas principalmente las de los Franciscanos, Trinitarios y Dominicos.

Los franciscanos vinieron de Castilla gracias a su obispo Fray Pedro Gallego confesor de  Alfonso X el Sabio, ubicándose inicialmente en la parroquia de Santa Catalina sin convento pasando posteriormente a los conventos de las Claras y de Santo Domingo en 1272, yéndose en 1282 a la explanada  donde se halla actualmente el Malecón espacio concedido por el Concejo levantando un gran Convento y la Iglesia de San Francisco, Convento que se cuenta fue el más suntuoso de la provincia y llegando a vivir en él más de 100 franciscanos.

En 1710 se construye junto al Convento el Colegio de la Purísima Concepción para albergar el centro de estudios de la Orden en el que se impartían clases de Gramática, Filosofía, Teología, Moral y Derecho Canónico.

Permaneciendo allí hasta 1835 en que sufrió un incendio provocado por diversas causas tales como la desamortización de Mendizábal de los bienes de la Iglesia al advenimiento de la I República, también porque al estar asolando la ciudad una terrible epidemia de peste aprovecharon los anticlericales para hacer correr el bulo de que se debía a que los frailes habían envenenado las fuentes públicas, sumado al descontento popular contra los franciscanos que aún no había olvidado el apoyo que prestaron a los carlistas frente a los Borbones en la Guerra de Secesión de 1833 tras la muerte del rey Fernando VII, lucha en la que los murcianos combatieron a favor de estos últimos con la que el Cardenal Belluga hizo causa, todo ello desembocó en la generación de una serie de incendios de Conventos y asesinatos de sacerdotes y monjes, en cuya revuelta quemaron también los de los Capuchinos, los de Santo Domingo y de la Merced.

Tras la desamortización y acabados los disturbios fueron dedicados el Convento y la Iglesia a otros usos tales como cárcel, depósito de carbón y oficinas.

Al instaurarse la monarquía borbónica en 1900 las monjas del desaparecido Convento de Santa Isabel recuperaron lo que quedaba del Convento de los franciscanos, mientras que estos se establecieron en el Colegio de la Purísima.

De nuevo al advenimiento de la II República tuvieron que abandonar su residencia y tuvo lugar un pavoroso incendio el 12 de mayo de 1931, que destruyó completamente el Convento así como la cercana Iglesia de la Purísima con la pérdida de la imagen de su Inmaculada de Salzillo, una vez más por el aún latente anticlericalismo alentado por los políticos.

Finalmente en los años 60 se hunde el Convento por lo que se derribó despareciendo definitivamente para dar paso al Jardín del Malecón presidido por la imagen de San Francisco de Asís con que se ha iniciado este blog, y al caerse la Iglesia se construyó el vecino Mercado de Verónicas.

No obstante el recuerdo popular ha hecho que se le siga llamando a este lugar el Plano de San Francisco, erigiéndose no hace mucho esta estatua de San Francisco de Asís en cuya peana se lee “San Francisco, Hermano Universal”.

11

Dibujo fidedigno de la situación de cada uno de los elementos descritos

7

Postal detallando la zona

14

Vista aérea, en la que se puede ver en el ángulo inferior izquierda el depósito de agua de la ciudad que popularmente era conocido por “el botijo”.

4

Foto que deja ver el trasiego de carros y caballerías por la zona del mercado

12

Aspecto del mercado

16

En esta zona del mercado se ven los soportales del Almudí ya desaparecidos

9 mercado

Vista a través de los soportales

17

Abundante mercadeo ante la fachada del Almudí

6 Tranvia_a_Espinardo

Tranvía a Espinardo a su paso por el Plano de San Francisco

18 leer texto original de la época

En esta Postal quiero destacar el usual encabezamiento de cualquier misiva, que yo conocí hasta bastante entrado el siglo XX: ” …. Y tú la recibes de esta tu Madre que lo es ….”

15

Familia feliz por la compra de volátiles en el mercado en los años 50

Continue Reading

EL LEÓN DEL MALECÓN

img_20161005_105804

Se trata de la primera constancia histórica en la que aparece la séptima corona concedida en 1709 a la ciudad Murcia por el rey Felipe V en premio a su fidelidad durante la Guerra de Sucesión Española entre los Borbones y los Austrias.

Se erigió como figura inscrito en la peana en 1838, año de la primer guerra carlista tras la muerte del rey Fernando VII en 1833 y representa a un león rampante sujetando el citado escudo, que estaba inicialmente ubicada en la Puerta de Orihuela como medida cohercitiva ante posibles invasores de la ciudad, luego a la entrada del Paseo del Malecón y actualmente se halla en el Museo de la ciudad, porque al estar hecha de piedra arenisca e irse deteriorando con el paso de los tiempos se sustituyó en el mismo enclave por esta reproducción fidedigna de ésta original.

img_20161119_130716

Continue Reading

PASARELA MANTEROLA

img_20160929_184939

Esta pasarela es tan esbelta debido al conjunto del pináculo erigido sobre el islote artificial en el centro del río Segura y a los tirantes que que la sujetan.

Es uno de los sitios imprescindibles para un agradable paseo al sol en cualquier época del año, pues además desde esta posición se observa la hermosa perspectiva del Puente Viejo o Puente de los Peligros con la hornacina que contiene la imagen de la Virgen, a la izquierda y fuera de la foto se divisaría la entrada al Paseo del Malecón con la escultura de San Francisco de Asís y sus palomas, el Mercado de Verónicas y los restos de murallas árabes adjuntas, el Palacio de El Almudí, el Edificio del Hotel Victoria y la Torre de la Catedral.

En esta estampa se puede ver a los ciudadanos paseando y caminando a sus tareas cruzando la pasarela, unas palomas posadas en los tirantes, unas grullas sobre el único árbol del islote y los patos unos nadando en búsqueda de su sustento y otros solazándose al sol sobre las piedras del islote, sobre las cuales también anidan.

Continue Reading