DULCES CADENAS – 1902

De mi biblioteca familiar (Año 1902)
“El libro de las canciones”
Del libro Huertanos y Franceses, de Andrés Blanco y García.
DULCES CADENAS
   Tiene la jaula abierta tu jilguero,
y desplegar sus alas no ha querido;
son tus labios más bellos que su nido;
es tu alcoba más linda que su otero.
   Precia más él tu aliento lisonjero
que los perfumes del vergel florido;
sólo por regalar tu casto oido,
es feliz, siendo un libre prisionero ….
   Yo también estoy preso en tus amores
y desprecio la gloria con sus flores,
el invicto laurel, la egregia palma.
   Porque bajo las frondas de tus ojos,
tengo yo el nido de tus labios rojos …
¡ soy el feliz jilguero de tu alma !.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *