LA BOA DE ANTÓN CERRICHE 3º – 1899

De mi biblioteca familiar (1899)

A mí me pasa una estrá
y me atosiga una pena
que me están rollendo el arma
y no puéo echallas juera.
Y no pruebo la comía
ni en er bancal, ni en la mesa,
y anque me rinda er trebajo,
cuando me echo en la pajera
me dá una africión ar pecho
y un pavor a la caéza,
que allí me esjarro a llorar
como un zagalíquio é teta.
Ya no me dan armonía
ni la burra, ni la cherra,
ni er caliche, ni los bolos,
ni er baile, ni las comedias.
Yo tengo una puncha aentro
que la probe é su zagala
y un rejalgar en la lengua
y un busano que me roe
y una esazón y una esa,
que cuarquier noche me acuesto
y pué que no arremaneja.
¡ Y tuiquio por una asquife
de vieja ! ¡ Malaya sea !
por la tía Faca Espigares
que paéce una sangrijuela,
con er arma arrobiná,
y no tié más cosa güena
que la probe é su zagala,
la probe de Mari-Pepa,
que vive como henchizá
iguar que paloma témida
enjaulaiquia en las cuatro
paéres de su vivienda;
que no sale como enantes
á platicar a la cieca;
que no ascucha mis palabras
y que se va a gorver ética
de tanto como su máere
la esazona y la arreprieta
pa que ni me de ér salúo
ni sarga siquiá a la puerta.
Ella no vá á un esperfollo,
ella no sale á la era
ni se asoma al cornijal
pa verme pasar la senda
y a mí me se pone un núo
en la campanilla mesma
que no he tomao ya un camino
por no armar una tragedia…
……….. Continuará (sic).

José Frutos Baeza 1899.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *