PORTADA OESTE DE LA BASÍLICA DE SANTA MARÍA

12705559_1154469514576630_6387179061258356518_n

Se empezó el culto cristiano en la Mezquita Mayor musulmana al conquistar la ciudad Jaime I de Aragón en 1265.

Sobre ella en 1334 se edificó una iglesia gótica permaneciendo hasta 1492, en que se volvió a reconstruir un nuevo templo y en 1572 se concertaba la obra del campanario de esta iglesia renacentista. Pero en 1672 un constante temporal de aguaceros ocasionó tantos daños que fueron imposible de reparar, lo que llevó a su demolición y nuevo comienzo de la obra llevada a cabo a lo largo de 111 años (1672-1784).

    La Basílica fue consagrada a la Asunción de María, contando con 8 puertas de las que destaca la Portada Oeste con la Virgen y Coronación de la Virgen de la Asunción de estilo barroco valenciano que le fue encargada a Nicolás de Bussy y quedando terminada en 1682.

    La puerta se halla flanqueada por tres conjuntos de columnas salomónicas, cuyo centro lo compone una hornacina en la que está la Virgen María ascendiendo por un grupo de ángeles, a la que están esperando el grupo compuesto por la Santísima Trinidad y envuelto todo el mural en sus vanos por nubes.

   A ambos lados destacan las tallas de los apóstoles San Pedro y San Pablo, y en otra hornacina superior al conjunto  figura la imagen de San José con el Niño Jesús.

   Toda la fachada está adornada con motivos florales y frutales, pebeteros con llamas, rocallas, cariátides y otros relieves y figuras.

La gran puerta de acceso al templo con forma de medio punto está forrada de hojalata claveteada, con dos llamadores de bronce y dos mirillas rectangulares a través de las que se puede ver día y noche a la Virgen entronizada en su camarín del altar mayor.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *