IMAFRONTE DE LA CATEDRAL

imafronte

Este Imafronte de la Santa Iglesia Catedral de Santa María es un claro exponente del estilo barroco que sustituyó a la antigua fachada de estilo renacentista, que tuvo que ser demolida en 1732 debido a la preocupante falta de firmeza de sus cimientos debilitados por las continuas riadas y terremotos.

Del diseño y ejecución de esta nueva fachada se encargó Jaime Bort entre los años 1737 y 1754 que para su realce recurrió a utilizar diferentes materiales y colores de piedra (blanca, gris y verde).

La policromía lograda y la distinta profundidad de los elementos arquitectónicos producen un contraste de luces y sombras (zonas claroscuras) con el consiguiente efecto de continua evolución a lo largo del día en función de la iluminación recibida.

Se trata de una gran fachada a modo de un gigantesco e impresionante retablo compuesto por una base arquitectónica ricamente complementada con figuras escultóricas y formado por 3 cuerpos y ático con la siguiente composición:

El primer cuerpo tiene tres puertas, siendo la puerta central llamada Puerta del Perdón que se abre solo en las grandes solemnidades, la de la derecha Puerta de San José o del Cabildo y la de la izquierda Puerta de San Juan 0 del Concejo.

Sobre la puerta central hay una hornacina interior que contiene un grupo escultórico con la Coronación de la Virgen por parte de Dios Padre, teniendo a sus pies 2 ángeles niños y a ambos lados los arcángeles San Rafael y San Gabriel.

Entre los intercolumnios figuran las de los 4 hermanos santos cartageneros San Leandro y San Fulgencio a la izquierda y Santa Florentina y San Isidoro a la derecha.

En el segundo cuerpo por encima de los arcángeles y sobre su cornisa se hallan las esculturas de San Patricio (patrono de la ciudad) y San Lorenzo Justiniano portando una cruz.

Entre los intercolumnios aparecen San Fernando con las llaves de la ciudad y San Hermenegildo (que parece ser que también era de Cartagena).

Encima de este cuerpo hay una gran ventana destaca la Cruz de Caravaca.

El tercer cuerpo está compuesto por un gran casquete de bóveda en el que en altorrelieve domina sobre todo el conjunto arquitectónico la Asunción de la Virgen.

Y por fin culmina esta joya del Imafronte el emblema de Cabildo representado por un jarrón con azucenas.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *