PALACIO DE LA INQUISICIÓN

Colegio de Arquitectos

Era el año 1405 cuando Enrique III de Castilla construyó su Alcazar o Palacio de recreo (sobre las murallas árabes de la ciudad) frente a la Puerta de Bad Alkántara, Bad Afrikiya de los árabes, el actual Puente Viejo o de la Virgen de los Peligros.

Pronto quedó abandonado a su fallecimiento temprano y con el tiempo tras pasar por diversas restauraciones, reconstrucciones, y tras la desamortización de Mendizabal en 1834 pasó por ser Diputación, Cárcel, sede del Diario Liberal, del diario Línea y actualmente sede del Colegio de Arquitectos en cuyos sótanos se conservan restos de la muralla árabe del siglo XII.

Pero ciñéndonos a la llegada a Murcia el Tribunal de la Inquisición en 1488 el edificio pasó a ser su sede oficial, celebrando en él sus juicios así como numerosos Autos de Fe en la muy cercana Plaza de Santa Catalina, desde donde eran entregados a las autoridades para conducir a los reos para su quema en el popularmente llamado “brasero” sito en el actual Plano de San Francisco.

Entre los años 1557-1568 fueron llevados a la hoguera 157 personas, acusadas más frecuentemente de los delitos de judaísmo, luteranismo, blasfemia, poligamia y de prácticas mahometanas a los musulmanes.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *