AVENIDA ABEN ARABÍ

IMG_20170504_115209

Con motivo de celebrarse este año 2016 el “750 Aniversario de la creación del Concejo de la ciudad de Murcia” tras la reconquista de la misma por Alfonso X el Sabio, se ha decidido realzar esta Avenida y una Plaza cercana de la ciudad erigiendo a lo largo de la primera “Medias Lunas” doradas que le den sentido musulmán y honor por ser la cuna de la insigne personalidad del murciano Ibn Al-Arabí, más conocido entre nosotros como Aben Arabi, que nació el 28 de julio de 1165 en la Mursiya islámica en el seno de una familia de notables musulmanes.

A los 8 años se trasladó toda la familia a Sevilla, donde recibió una excelente formación literaria, jurídica, filosófica y teológica, y siendo tan conocidas sus cualidades humanas y morales que enseguida inició una carrera política que le llevó hasta ser Secretario de Estado del Gobierno de la ciudad.

Afectado de una grave enfermedad que hizo peligrar su vida, se sumió en un profundo sentimiento de espiritualidad acendrado por su madre y su esposa que le llevó a centrar su vida en este aspecto.

Para completar esta nueva faceta vital estuvo viajando por todo al-Ándalus, pasando después a Marruecos, Túnez y residió también en El Cairo y Jerusalén.

Después de dos años de intensos estudios espirituales en La Meca, emprendió otro periplo por Anatolia y las ciudades de Jerusalén, El Cairo, La Meca y Bagdad.

Tras lo cual se dirigió a Damasco donde murió y fue enterrado a los 75 años el 16 de noviembre del 1240, siendo tan apreciada aquí también su gran figura intelectual que el poderoso sultán turco Selim II en el siglo XVI dispuso que su tumba se viese reconocida construyendo una mezquita en su honor, por cierto muy visitada por el mundo musulmán.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *