14 de enero de 2016

Ya estamos en fiestas en el cercano barrio de San Antón, cuya Ermita ya quedó fotografiada en mi publicación “ANDANDO MURCIA” y que se halla justo enfrente del Jardín de la antigua Fábrica de la Seda.
Los puestos con los típicos “roscos del Santo”, los colgantes con su figura, y un sinfín de pequeños juguetes, globos, chucherías, etc. que tanto llaman la atención de la chiquillería (antes mucho más).
El próximo domingo habrá la bendición a los animales y actuaciones musicales, pasacalles, cohetería y procesión nocturna con intervención cada año de algún coro.
Dice el refranero: “San Antón saca a las viejas del rincón” y “Por San Antón a las 5 aún hay sol”, significando que se sale con ganas del rincón de la casa a disfrutar de las caricias del sol que cada día va avanzando su presencia.
En mi infancia viví muy cerca de la Ermita y allá por el principio de los años 40, montaron en estas fechas una tablado (nunca mejor dicho de tablas) sobre el que amenizaba a los vecinos una banda de música, pues bien por el entramado que sustentaba el piso del tablado jugueteábamos los niños sorteándolos, y sucedió que se vino abajo atrapándonos a algunos teniendo que ser trasladados a los Hospitales en el transporte público más usual de la época las célebres “tartanas”, con la consiguiente alarma materna en búsqueda de los hijos.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *